Si buscas los servicios de empresas de excavaciones en León, quizá estás interesado en realizar algún trabajo en una zona boscosa. Por eso, podría interesarte conocer información sobre el chopo, un árbol que, en España, encuentra buenas condiciones para crecer.

El chopo, también conocido como álamo, es un árbol que proviene de zonas húmedas del hemisferio norte. Aún así, soporta adecuadamente el clima castellano, debido a la creación de híbridos, como el chopo blanco.

Es un árbol de rápido crecimiento. Su tronco, que puede llegar a medir hasta 30 metros, es recto y delgado. Muchas empresas de excavaciones en León tienen experiencia en retirarlo de algunos lugares.

De hecho, proporciona tablones de madera ligeros pero a la vez resistentes, con los que puedes fabricar chapas, tableros contrachapados, palés, envases y cajas de madera.

Con los restos de este material puedes hacer varias cosas, entre las que se encuentra la trituración para la fabricación de aglomerados o combustible y biomasa leñosa.

También puedes obtener combustible conocido como "pelts", que posee un precio bajo y se utiliza, principalmente, en las calefacciones.

Pero no solo el tronco puede usarse. El árbol en sí también sirve para uso decorativo. Proporciona una gran sombra, idónea para parques y jardines.

Otra característica de estos árboles es que son muy resistentes, por ejemplo, a hongos y termitas, y también a tratamientos químicos, como barnices y pinturas. Eso hace posible que sus tablones sean igualmente difíciles de romper.

Como curiosidad, esta madera puede encontrarse en sitios insospechados, como, por ejemplo, en marcos de pinturas. Se cree que el marco utilizado en "La Gioconda" es de este material.

En Excavaciones Marco A. Llamazares te aconsejamos estos árboles por su bajo precio y su gran rendimiento. Crecen con gran rapidez y generan abundante madera, lo que supone un amplio beneficio.