Las empresas de movimientos de tierra en León conocen que, con el paso del tiempo, las acequias tienden a acumular una gran cantidad de residuos que pueden impedir que el agua circule correctamente por ellas. Este problema llega a ser muy peligroso con las primeras tormentas del verano o el invierno y puede producir graves inundaciones por estas causas en las fincas colindantes.

Por este motivo es especialmente importante que sigas las recomendaciones que hacen los profesionales de movimientos de tierra en León y que tengas muy presente que se debe realizar un mantenimiento periódico de estos cursos de agua.

Los residuos forestales, las basuras de toda índole y el fango pueden producir un dique que actúa como barrera cuando llega la época de lluvias, acumulándose el agua detrás de él. Esta represa puede terminar cediendo por la fuerza que ejerce el líquido, rompiéndose de forma violenta y provocando una riada. Esto llega a poner en serio riesgo a todas las personas que se encuentren cerca del cauce de ese canal.

Si quieres evitar los problemas que se puedan derivar de un inadecuado mantenimiento de esos cursos de agua, es importante que tengas en cuenta que a ellos no se deben arrojar residuos, cascotes o restos de poda. Este hecho puede ser especialmente perjudicial en los meses más lluviosos. Pero, además de no taponar la conducción de agua, también se debe realizar una adecuada conservación del cauce, retirando periódicamente aquellas acumulaciones que puedan suponer una obstrucción en los momentos en que la reguera deba asumir toda el agua que caiga sobre el terreno.

En Excavaciones Marco A. Llamazares somos expertos en movimientos de tierras. Por este motivo sabemos la importancia que tiene mantener las acequias limpias. Esta es la mejor forma de mantener protegidos a los tuyos de accidentes provocados por crecidas en el caudal de las mismas.